« Crónica de una muerte anunciada | Main | Cortitas varias »
...

No nos llamen, nosotros los llamaremos

Acabo de encontrar la mejor forma de deshacerme de las molestas llamadas de telemarketing de algunos bancos (específicamente el Citibank) ofreciendo tarjetas de crédito que francamente ni necesito ni puedo pagar. Hay una frase mágica que espanta a todos estos vendedores que ganan, qué, ¿salario mínimo? ¿menos? por aprenderse un discurso y repetirlo cual grabadora por teléfono a quien les conteste de su base de datos de "clientes buenos pagadores". La frase mágica: "Estoy actualmente sin trabajo". Sea cierto o no, eso hace huir a cualquiera que pretenda venderte algo a crédito o hacerte firmar por una línea de crédito. Y no es necesario recurrir a la grosería ni a colgarles el teléfono ni a interrumpirlos. Muy buen descubrimiento, habrá que tenerlo presente para el futuro.

Comentarios ajenos

En Italia espero que hayan encontrado una solución mejor.

Lo he traducido en mi blog

http://www.antoniocattarossi.com/blog/es/2007/06/20/proibidas-las-llamadas-molestas/

¡Comenta!

...siempre respetando las reglas de netiquette y del sentido común.
No escribas mensajes en mayúsculas. No pidas que te envíe cosas por e-mail.
Esta es una página personal, no un foro abierto. Para más detalles, consulta las precauciones y advertencias. Gracias.