« Tetris | Main | Cooliris: otra forma de ver tus fotos »
...

La tierra no deja de temblar

Terremoto: Se trata, en principio, de un movimiento fuerte de la Tierra. Se lo puede llamar movimiento sísmico, temblor de tierra o terremoto. Se produce por un movimiento de las placas tectónicas de la Tierra, y se lo puede medir a través de un instrumento llamado sismógrafo.
Pero eso ya lo sabíamos. Las placas que conforman nuestro planeta están en constante acomodo (no es ningún secreto) y cuando hay un movimiento brusco los que estamos arriba sufrimos las consecuencias de la mala planificación y deficiente método de construcción de las estructuras que nos albergan, tal cual la gente que vive en las riberas de los ríos sufre con las inundaciones periódicas y aún así siguen construyendo en el mismo sitio.

Se considera terremoto a un movimiento sísmico a partir del grado 7 de la escala de Richter, aunque no hay consenso sobre ello. Existen varias escalas para medir la energía sísmica liberada en cada terremoto. La más usada es la de Richter que establece, basado en el registro del sismógrafo, el grado y las consecuencias. Es una escala que crece en forma potencial o semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede significar un aumento de energía diez o más veces mayor. Una magnitud 4 no es el doble de 2, sino que 100 veces mayor:
* Menos de 3.5: no se siente, pero queda registrado.
* 3.5 / 5.4: se siente, pero causa daños menores.
* 5.5 / 6.0: ocasiona daños ligeros a edificios.
* 6.1 / 6.9: puede ocasionar daños severos en zonas muy pobladas.
* 7.0 / 7.9: terremoto mayor que causa graves daños.
* 8 o más: gran terremoto con destrucción total de los grupos de población cercanos.
Para mayor referencia, Wikipedia ha elaborado una lista de grados y ejemplos.

Pareciera que los terremotos se están haciendo cada vez más frecuentes, pero en realidad es sólo una impresión y esto ocurre por dos motivos. Primero, en 1931 sólo habían unas 350 estaciones sismográficas repartidas por el mundo, mientras ahora hay más de 8,000 y la transmisión de datos es mucho más rápida por múltiples canales. Segundo, porque en el mundo hiperconectado en el que vivimos actualmente las noticias viajan mucho más rápido y cualquier cosa es comentada y repetida hasta el cansancio (eso tenemos que agradecérselo a la televisión, los satélites, la internet y las redes sociales como Twitter). Basta ver las estadísticas para notar que el promedio de terremotos por año se mantiene más o menos constante, de acuerdo a registros desde principios del siglo pasado, se esperan alrededor de 15 terremotos de grado 7.0 a 7.9 y uno muy grande de grado 8.0 o más, cada año:

MagnitudPromedio Anual
8 a más1 ¹
7 - 7.915 ¹
6 - 6.9134 ²
5 - 5.91319 ²
¹ basado en información recogida desde el año 1900.
² basado en información recogida desde el año 1990.

Fuente: USGS Earthquake Hazards Program--Earthquake Facts and Statistics: Frequency of Occurrence of Earthquakes.

La USGS (United States Geological Survey) maneja mucha información sobre terremotos a nivel mundial, pues recibe reportes de estaciones en todo el mundo:


y muchos datos interesantes más, como por ejemplo gráficos:

Terremotos en el mundo desde el año 2000 al 2009

Para estar al día con los últimos datos sísmicos del mundo hay varias posibilidades. La USGS tiene un boletín altamente configurable que te envía un email cada vez que ocurre un sismo en cualquier parte del mundo que decidas monitorear. Suscríbete aquí: ENS (Earthquake Notification Service). Otros recursos son los datos que ubican terremotos de la última semana en Google Maps, y el monitor sísmico de IRIS (Incorporated Research Institutions for Seismology), que muestra gráficos casi en tiempo real sobre las fechas, localizaciones y magnitudes de los movimientos sísmicos en el planeta.

Problema aparte son los tsunamis, que son series de olas que se producen en una masa de agua al ser empujadas violentamente por una fuerza que las desplaza, como la que proviene de un terremoto cuyo epicentro se localiza en el mar. De acuerdo a los datos del centro de alerta de tsunamis del NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), se emite una alerta de tsunami basándose en el hipocentro (ubicación y profundidad) y magnitud. Si el sismo se origina bajo el agua, a menos de 100km de profundidad, y por encima de cierta magnitud, existe la posibilidad de que se genere un tsunami. Los grandes tsunamis ocurren más o menos una vez cada década: basándose en datos históricos, alrededor de 59% de los tsunamis ocurridos en el mundo fueron en el Océano Pacífico, 25% en el Mediterráneo, 12% en el Océano Atlántico, y 4% en el Océano Indico (fuente: NOAA - Tsunami Warning Center). Los terremotos no se pueden predecir, pero los tsunamis tardan en llegar y por lo tanto la población puede ser puesta en alerta con anticipación si se informa por los canales correctos (algo que falló miserablemente en el último terremoto de Chile). Ya que el medio de comunicación rápido por excelencia es Twitter, no está de más estar al tanto de las últimas alertas de tsunami para nuestra región siguiendo a @TsunamiPacific (cuenta no-oficial que republica los feeds RSS de la NOAA, con permiso del webmaster).

Y hablando de terremotos y Twitter...
xkcd

La cosa está movida. La pregunta de fondo es: ¿a qué le tiene tanto miedo la Tierra que no deja de temblar?

Comentarios ajenos

¡Comenta!

...siempre respetando las reglas de netiquette y del sentido común.
No escribas mensajes en mayúsculas. No pidas que te envíe cosas por e-mail.
Esta es una página personal, no un foro abierto. Para más detalles, consulta las precauciones y advertencias. Gracias.