« Drama! | Main | Visto desde arriba »
...

La ley del menor esfuerzo

Algunos lo llaman "economía de movimientos", otros simple flojera. Es la predisposición (genética en muchos casos) de elegir el camino más corto. Es impulsarse en una silla de oficina (de esas con rueditas) a través del suelo para alcanzar algo en vez de pararse y traerlo. O pedirle al primero que pase que nos lo alcance. O incluso esperar que alguien pase para pedir ese objeto. Es servirse la entrada y el segundo en el mismo plato para evitar lavar dos platos. Es lo que tiene el cartero cuando deja la correspondencia al pie de la escalera en lugar de subir hasta la puerta del departamento. Es lo que te hace estacionar el auto lo más cerca posible de la puerta del centro comercial, aún cuando caminar es bueno para la salud. ¡Es que quieeero evitaaar la fatiiiga!

Es preguntarle algo a alguien, sabiendo que está ocupado, pudiendo uno mismo buscarlo por su cuenta. Si estás ocupado trabajando y alguien te contacta vía messenger para hacerte una pregunta que no tienes ganas de contestar, tienes una respuesta universal que le puedes dar: http://www.justfuckinggoogleit.com. Ojalá hubieran equivalentes a esta dirección para todo lo demás que te piden hacer.

Comentarios ajenos

Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad y despreocupación. Ése es el principio de la menor acción, de la no resistencia. Por consiguiente, es el principio de la armonía y el amor. Cuando aprendemos esta lección que nos enseña la naturaleza, satisfacemos con facilidad nuestros deseos.

Si observamos la naturaleza, veremos que ella utiliza un esfuerzo mínimo para funcionar. La hierba no tiene que hacer ningún esfuerzo para crecer; sencillamente, crece. Los peces no se esfuerzan para nadar; sencillamente nadan. Las flores no hacen ningún esfuerzo para abrirse; sencillamente se abren. Las aves no se esfuerzan para volar; sencillamente vuelan. Ésa es su naturaleza intrínseca. La Tierra no se esfuerza por girar sobre su eje; es su naturaleza girar a velocidad vertiginosa en el espacio. Es la naturaleza de un bebé estar siempre en estado de dicha. Es la naturaleza de sol brillar. Es la naturaleza de las estrellas titilar y destellar. Y es la naturaleza humana hacer que los sueños se conviertan en realidad, con facilidad y sin esfuerzo.

En la ciencia védica, la filosofía milenaria de la India, este principio se conoce como economía de esfuerzo, o «hacer menos para lograr más». Al final, llegamos al estado en que sin hacer nada lo realizamos todo. Esto significa que una ligera idea puede convertirse en realidad sin esfuerzo alguno; lo que normalmente conocemos como «milagros» son en realidad manifestaciones de esta ley.

La inteligencia humana funciona sin esfuerzo, sin resistencia, espontáneamente. No es lineal; es intuitiva, holística y estimulante. Y cuando estamos en armonía con la naturaleza, cuando estamos seguros del conocimiento de nuestro verdadero yo, podemos utilizar esta ley.

me cayo como anillo al dedo
y a la leslie igual
kajkajkajkja
estuvo muy lindo
esa es mi ley
la ley del menor esfuerzo


a la leslie le llego con cuatica
porque se sirve las dos cosAS JUNTAS en el mismo plato

no hay destino sino lo que hacemos

la ley de menor esfuerso es el pensamiento mas sabio del ser humano. es como respirar, escuchar y ver no necesita esforsarse para gosar de todo esto. gracias

esfuerZo va con Z

¡Comenta!

...siempre respetando las reglas de netiquette y del sentido común.
No escribas mensajes en mayúsculas. No pidas que te envíe cosas por e-mail.
Esta es una página personal, no un foro abierto. Para más detalles, consulta las precauciones y advertencias. Gracias.