« Adiós Flickr, hola Gallery | Main | Ayuda a los animalitos »
...

Y es que nos pasa cada cosa...

Hace poco me inscribí en el club local de propietarios de VW Escarabajo (CAVE PERU) y para la sección Anéctodas me puse a recordar todo lo que he pasado con mi auto... ¡cada historia! Y supongo que estas historias servirán para que alguien tenga más cuidado con su auto, y es que te puede pasar cada cosa...

En el año 2000 compré un Escarabajo brasilero ('82), originalmente era blanco pero lo cambié a gris oscuro. Asientos y radio de Tico (lo uno bueno, lo otro malazo). Sólo que el freno "no funcionaba bien"... después de ir a buscar a mi ex-mecánico a los cerros de Villa el Salvador a su casa, sube el cerro, baja el cerro... resulta que la bomba del freno no servía para nada (de suerte no nos matamos).

A ver, por dónde comenzar... por la vez que una tuerca se desprendió de la tapa del filtro de aire en plena carretera y fue a parar hasta el fondo de un cilindro? (eso me costó cambio de culata, pistones, etc.)

O por la vez que se me reventó una llanta en la Av. Huaylas, de salida para un campamento... justo al frente del taller de mi ex-mecánico? (a la pobre ya se le veía el aire y yo ni cuenta, chofer inexperta en esa época)

No, mejor la vez que en plena carretera y tratando de pasar a un "lenteja" se me pegó el acelerador y casi me estampo con él (reacción rápida de pisar el embrague además del freno... sigo diciendo que fue pura suerte).

O si no cuando se plantó en plena subida a Santa Rosa de Quives y no prendía ni empujando... para descubrir que era el cable de la bobina que se había zafado con tanto bache? (y nosotros habíamos mandado a todos los amigos por delante pero teníamos toda la comida, el trago y lo más importante: la llave de la casa!!)

Mejor esa vez que sentía un "cloc, cloc, cloc" cuando el auto avanzaba y cuando ya fue muy fuerte decidí estacionarme y en eso la llanta *terminó de desprenderse* y el auto quedó sentado sobre su propia llanta... me habían tratado de robar y aflojaron todos los pernos (no los quitaron) menos el seguro, y al final reventó el seguro y si iba 1kph más rápido reventaba la dirección...

No, la mejor tiene que ser la vez que por llevar un par de amigos "peso pesado" durante un largo fin de semana el jebe que separaba la batería de los resortes del asiento trasero se hizo hueco y la semana siguiente con la misma gente abordo (tonta yo) salimos a comprar pescado y el auto comenzó a incendiarse *en la esquina de mi casa* en pleno centro de Miraflores y NADIE ayudó a pesar de estar frente a un hotel 5 estrellas y un casino enorme... todos miraban cómo las llamas llegaban al techo... hasta que la Media Toronja (así le digo yo) entró al carro del que todos habíamos salido despavoridos y sacó el asiento trasero y apagó el fuego literalmente a patadas... y luego trepamos todos al auto y seguimos la ruta al terminal, con más ganas de cebiche que nunca...

Pero definitivamente la más pintoresca tiene que ser la vez que nos fuimos de campamento a Centinela, acabamos en la Albufera de Medio Mundo en la Semana Santa del 2007, y se salió el mar como 150 metros y mi bicho con otros 5 autos quedaron varados en el agua que seguía subiendo, unos más en calidad de bote que otros. Ahí sí no había quién lo encienda... bueno sí, el mecánico que trajo la policía para ayudarnos (junto con los bomberos para sacar a todos del agua, que igual quedaron atorados) logró encenderlo pero no de la forma que quería. Primero desconectó el filtro de gasolina (obviamente chorreó), y luego destapó el distribuidor para probar las bujías... chispa gasolina... digamos que no lo encendió sino que lo *incendió*. Osea, primero se casi-ahoga y luego me lo incendian!! Al final no lo pudo arreglar, la policía me jaló con mi soga mágica (esas amarillas de nylon trenzado) 20km hasta Barranca y tuvimos que llamar al mecánico de Lima para que nos arregle todo, y quedarnos un día de más de viaje.

Aunque la última es cuando no le dio la gana de encender (ya ni empujando ni con fósforo esta vez) y resultó después de una jalada en pleno centro de Lima, con tráfico de sábado 6:30pm, que mi mecánico me cuenta que el bendix estaba ya recontra mal, el arrancador también, y que mis carbones más parecían cenizas...

Salada yo? Jamás! Adoro a mi "bicho"!!
Conclusiones: siempre deben cargar en el auto:
1) maletín de herramientas llave de ruedas
2) llanta de repuesto
3) una buena gata ALTA
4) una soga (con la mía sacaron del agua a 6 carros y todavía vive! al toque me compré una igualita nueva)
5) un EXTINGUIDOR aunque sea esos de latita en spray


Espero que cuando terminen de reírse de mis historias les quede algo para el futuro. Y ahora que me doy cuenta ¡finalmente conté la historia de Semana Santa que tenía pendiente!

Comentarios ajenos

Demonios ! Tengo que escribir un post sobre esto, yo también soy dueño de un escarabajo (alemán 1967 azul), intenté cambiarlo y no pude (vendí el otro que compré), y si, tengo bastantes historias, como quedarme botado en frente de un night club en una avenida concurrida, avanzar sin acelerador, sin carbones, sin frenos y con chispas en el motor.

No lo cambio por nada la verdad.

Wow, tu sí que has sufrido a tu bicho. Yo también tenía pensado comprarme un escarabajo del 80yalgo, pero, después de lo que cuentas, prefiero repensarlo.

Para Enrike: Verdad que una vez que lo tienes te encariñas?

Para Manuel: Me han pasado todas esas cosas principalmente por ser negligente en el mantenimiento, y eso no es algo de marca sino que te pasaria con cualquier auto. La ventaja es que los repuestos los encuentras hasta en InkaFarma y los mantenimientos y reparaciones cuestan la quinta parte de lo que te costarian con cualquier otro auto. Lo que tienes que tener cuidado es en el estado del que compres. ¡Suerte!

tu auto y tú son guerreros! jajaja

creo que ni un Cisne de Lórien aguantaría tanto, una vez por Benavides vi los restos de un choque entre un escarabajo y un auto que no sé que habrá sido pues se notaba nuevo y brilloso en las partes reconocibles, no era tico para nada eso sí. Lo curioso es que aunque el escarabajo estaba volteado estaba intacto a diferencia del otro.

Excelente reseña, muy buenas las anécdotas, me he partido de risa mirando las fotos de la playa, y ya me estoy animando por un VW

Saludos

Ya fue mi bicho, lo dejé en parte de pago hace exactamente un año por un Golf del 95. El motor no daba para más (se chupaba en las subidas por más bajadas de motor que le hiciera) y la suspensión estaba hecha añicos. Fue bueno mientras lo tuve y aún a veces lo extraño, pero la potencia y confiabilidad de 1800cc y el timón hidráulico y espacio en maletera y comodidad en general del Golf son OTRA COSA!!!

¡Comenta!

...siempre respetando las reglas de netiquette y del sentido común.
No escribas mensajes en mayúsculas. No pidas que te envíe cosas por e-mail.
Esta es una página personal, no un foro abierto. Para más detalles, consulta las precauciones y advertencias. Gracias.